jueves, 10 de agosto de 2017

Mella era nieto de uno de los Padres de la República Dominicana



Sobre el busto de Julio Antonio Mella en la Manzana de Gómez, en una crónica titulada Ni olvidado ni muerto, publicada el 6 de mayo de 2017 en el periódico Juventud Rebelde, el periodista Ciro Bianchi Ross escribió:

-Muchas veces me pregunté qué sentido tenía el busto de Mella que se emplazó en el cruce de la galería comercial de la Manzana de Gómez y que se retiró hace siete años, antes de que el viejo inmueble empezara a transformarse en un hotel de lujo, y que ahora parece preocupar a algunos. Nada tuvo que ver Mella con dicha edificación. La Manzana de Gómez no estuvo ligada a su vida ni a su trayectoria política. Además, desde el punto de vista artístico era una mala pieza.

A propósito del busto de Mella, ¿quién puede verificar que hace 7 años lo quitaron de ahí? Si lo trasladaron sin dañarlo, ¿a dónde lo llevaron? Lo más seguro es que lo hayan desguasado. Lo instalaron en 1965, por el 50 aniversario de la fundación del primer partido comunista cubano. Y tal vez hubo la intención de cambiar el nombre de Manzana de Gómez por Manzana de Mella.

En la plazoleta que queda frente a la Universidad de La Habana había y hay un busto de Mella. El 15 de enero de 1953 amaneció lleno de chapapote. Una crónica de la época lo contaba así:

Amanece manchado de chapapote el busto de Julio Antonio Mella que había sido inaugurado cinco días antes en la plazoleta frente da la escalinata universitaria. Comienza la protesta estudiantil habanera que al mediodía desemboca en una manifestación que es rechazada con heridos por la policía. Más tarde se genera una enorme manifestación a la que se suma el pueblo y que no puede ser contenida por la policía en su marcha hacia el Palacio Presidencial.

En la confluencia de San Lázaro casi esquina a Prado el choque popular es desproporcionado contra los chorros de agua de los carros de bomberos, y los disparos de la marina y la policía que provocan numerosos heridos, entre ellos de mayor gravedad el dirigente de la Escuela de Arquitectura Rubén Batista Rubio. Decenas de manifestantes son cogidos presos La multitud se atrinchera en la universidad y hace guardia durante la noche para impedir sea tomada por las fuerzas represivas. Al día siguiente, la FEU organiza un acto de desagravio ante el busto de Mella. El Consejo Universitario suspende las actividades docentes por 15 días, hasta el 2 de febrero.

Entre los que fundaron el primer partido comunista se encontraba Carlos Baliño, que había sido mambí, en ese momento tenía 77 años y fallecería un año después. Mella, asesinado en México con solo 26 años, fue un ícono de la juventud cubana de aquella época. Con una historia, un curriculum y una preparación que hoy muy pocos tienen en Cuba.

En Hoy Digital descubro sobre el origen dominicano de Mella. Reproduzco lo que escribieron sobre Mella y su padre:

"Antonio Nicanor Mella Brea, nacido el 29 de julio de 1850 en Santo Domingo, hijo del Matías Ramón Mella Castillo, uno de los Padres de la Patria Dominicana junto a Juan Pablo Duarte y Francisco del Rosario Sánchez, no participó en política y se estableció en Cuba, donde ejerció el oficio de sastre. Su taller se encontraba en la casa No. 105 de legendaria calle Obispo de La Habana. Antonio Nicanor fue sastre de la alta sociedad cubana. Se especializó en ropa de hombre al estilo francés.

"En La Habana se casó con Mercedes Bermúdez Ferreira (1847-1915), con quien tuvo tres hijas. Solo se conoce el nombre de una, Josefina Mella Bermúdez. En uno de los viajes de Antonio Nicanor a New Orleans, conoció a Cecilia Mc Partland Reilly, nacida el 26 de julio de 1882 en Lisnadaragh, condados de Cavan y Westmeath, Irlanda, quien había emigrado a los Estados Unidos en 1898. A pesar de la notoria diferencia de edad, Antonio Nicanor se la llevó a Cuba y con ella procreó dos hijos no reconocidos: Nicanor Mac Partland, nacido el 25 de marzo de 1903 en La Habana, y Cecilio Mac Partland, nacido el 6 de enero de 1906 también en La Habana. En 1910, la madre los declaró 'nativos de la República de Santo Domingo'. Como testigo de las declaraciones de sus nacimientos figuró el propio Antonio Nicanor Mella Brea.

"Por problemas de salud, Cecilia Mac Partland abandonó Cuba y Antonio Nicanor y su esposa Mercedes Bermúdez tomaron la custodia de los dos niños. El 2 de mayo de 1910, la madrastra cambió los nombres a los niños y legalizó su estatus de cubanos. A Nicanor le llamó Julio Antonio Mella Mac Partland y a Cecilio lo nombró Nicasio Mella Mac Partland, quien emigró muy temprano de la isla, al parecer a Suramérica. Por su parte Julio Antonio Mella Mac Partland, heredó los genes de su abuelo y en los tiempos que le tocó vivir, se convirtió en un fogoso líder estudiantil y luchador proletario. Cuando estudiaba en la Universidad de La Habana fue encarcelado por la falsa acusación de ser un 'peligro público'. Para entonces, había ganado mucha notoriedad por su constante discurso contra el gobierno de Gerardo Machado. Fundó el Partido Comunista Cubano y fue su primer secretario general. Destacado deportista, sobresalió en remo y en atletismo. Además de político, también fue escritor y poeta.

"Julio Antonio Mella se casó con Oliva Margarita Zaldívar Freyre el 19 de julio de 1924 en La Habana. Tuvieron una hija, Natasha Mella Zaldívar, nacida el 19 de agosto de 1927 en Ciudad México. Julio Antonio fue asesinado en la esquina formada por las calles Abraham González y Morelos de Ciudad México, el 10 de enero de 1929, crimen perpetrado por José Magriñat, por encargo del servicio secreto del dictador Machado. Una placa en dicha esquina conmemora el triste acontecimiento.

"Una montaña de la Sierra Maestra, en Cuba, desde 1950 se llama Pico Mella en su honor. Allí, en 1996, instalaron un busto de bronce con su efigie. Julio Antonio Mella también quedó inmortalizado, con un sombrero rojo, en el mural El Arsenal del pintor Diego Rivera. Su viuda, Oliva Margarita, no volvió a casarse y murió en el exilio, en Miami, el 11 de diciembre en 1982. Su hija Natasha Mella Zaldívar se casó el 20 de diciembre de 1950 en La Habana con Antonio de la Torriente Morales. Tuvieron una única hija a la que llamaron Ileana de la Torriente Mella, nacida el 10 de abril de 1952 en La Habana. Ambas, madre e hija, en 1961 marcharon al exilio en Miami. Ileana de la Torriente, nieta de Mella, el 21 de enero de 1984 se casó en Miami, con Louis LaFontisee Jr. y no dejaron descendencia".


Oliva Margarita Zaldívar Freyre, la esposa cubana de Mella, era camagüeyana, doctora en derecho civil y derecho público por la Universidad de La Habana, fue reconocida como su viuda oficial, cuenta Adys Cupull. Conocí a Sarah Pascual, quien fuera amiga personal de Mella. También a Adys Cupull, ella junto a Froilán González son estudiosos de la vida y obra de Julio Antonio Mella.

En 1961 el tercer contingente de maestros voluntarios que estuvimos casi cuatro meses en el campamento La Magdalena, Minas del Frío, tres veces subimos el Pico Turquino, pero no lo hicimos por la parte donde se llega al busto de Mella, sino por la que se accede al busto de José Martí, iniciativa de una pinareña.

Hoy, para muchos cubanos, Mella es cosa del pasado, papel viejo. A lo mejor ni saben que fue él quien dijo "Hasta después de muertos somos útiles, pues servimos de bandera". Sin embargo, el argentino Manuel María Muñiz se inspiró en su figura para redactar una tesis de 186 páginas titulada "Julio Antonio Mella en las intersecciones del espacio político-cultural cubano y latinoamericano (1920-1925), presentada en octubre de 2014 en el Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de General San Martín de Argentina.

En Tinísima, libro de la escritora Elena Poniatowska dedicado a la fotógrafa y artista italiana Tina Modotti, el gran amor mexicano de Mella, el líder estudiantil cubano está presente en muchas páginas del libro, publicado en 1992.

Para mí, la vida de los Mella es mucho más enjundiosa que la de los Castro.

Tania Quintero
Foto: Semidesnudo de Julio Antonio Mella, probablemente realizado por Tina Modotti. Tomada de Fotografía en México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están supervisados. No por censura, sino para impedir ofensas e insultos, que lamentablemente muchas personas se consideran con "derecho" a proferir a partir de un concepto equivocado de "libertad de expresión". También para eliminar publicidad no relacionada con los artículos del blog. Por ello los comentarios pueden demorar algunas horas en aparecer en el blog.